El ministro de presupuestos, Eric Woerth, ha declarado que Francia debe cambiar sus leyes correspondientes para poder “salir de una situación insostenible en la cual el estado está perdiendo una parte creciente del mercado de las apuestas”.

 

Francia va a empezar a brindar licencias de apuestas en línea en 2010 mientras se busca terminar con el juego ilegal, lo cual genera 7 mil millones de euro al año según Woerth. Actualmente, Francia gana menos de 5 mil millones de euros al año de la industria del juego.

 

El gobierno presentará un impuesto de cerca del 7,5 % en apuestas por Internet en eventos deportivos y carreras de caballos, y del 2 % en apuestas de póquer online, de acuerdo a un proyecto de ley.

 


Related posts: