El incremento en los impuestos, que en el caso del bingo en línea subirá desde el15 al 22%, es un motivo de preocupación para operadores de casinos en línea de salas de póquer.

 

El impuesto sobre las tragaperras y otros tipos de máquinas de juego físico subirá por un 9% y las salas de póquer en casinos en vivo también estarán cobrado a un tarifa más alta.

 

El operador de bingo Rank Gaming Group ha anunciado que el nuevo impuesto va a aumentarse a sus gastos por unos 13 millones de dólares por año.

 
“Con la industria entrando en recesión, no tiene sentido recaer sobre este sector en particular cuando estamos bajo semejante presión”. Dijo un representante de Ladbrokes.

 


Related posts: