El acuerdo se centra en las actividades que PartyGaming llevaba a cabo en los Estados Unidos, previamente a que esta industria fuese efectivamente considerada ilegal por la legislación UIGEA aprobada e implementada en el 2006. La firma también busca la consolidación de la industria a nivel internacional.

 

El grupo informó que acordó pagar U$S 105 millones, en pagos anuales hasta el 30 de septiembre de 2012. "Estamos ahora muy bien posicionados para aprovechar oportunidades estratégicas que antes estaban fuera de nuestro alcance", aseguró Jim Ryan, CEO de la firma.

 

“A pesar de que el marco de negocios se presenta complicado, nuestro fuerte volumen de inscripciones en póquer, junto a los 60 nuevos juegos de nuestro casino que se presentarán al cierre del primer semestre del año, junto a nuestros acuerdos B2B y al fuerte control de costos que estamos llevando a cabo, nos permiten tomar una posición privilegiada para capitalizar nuestros productos, nuestras grandes marcas y nuestro alto flujo de efectivo”, agregó Ryan.

 

“Habiendo solucionado exitósamente nuestras discusiones con las autoridades de los Estados Unidos, estamos ahora revisando activamente nuestras oportunidades de consolidación, y de concluir exitósamente, esperamos aprovechar amplias oportunidades de crecimiento”, destacó el CEO de la firma.

 


Related posts: