Al senador John McCain, quien ha hecho más que cualquier otro miembro del Congreso por diseñar las leyes que rigen los casinos estadounidenses, y su equipo se les fue bien en el Casino Foxwoods Resort en Connecticut.

Después de una maratónica sesión que se acabó a las 2:30 am, el senador de Arizona y su comitiva habían ganado miles de dólares según The New York Times.

McCain estaba apostando en un casino que él supervisaba como integrante del Comité de Asuntos Indios del Senado, y apostaba con el cabildero representante del casino, Scott Reed, quien trabaja para los Mashantucket Pequot, un tribu que ha contribuido fuertemente a las campañas de McCain y ha convertido a Foxwoods en el segundo mayor casino del mundo.

McCain que ha construido una relación con la industria del juego y sus cabilderos a lo largo de los 25 años de su carrera en el Congreso. Fue dos veces el director del Comité de Asuntos Indios donde ayudó a transformar el negocio del juego indio en un gigante de 26 mil millones anuales generados por 423 casinos en todo el país. Más de 40 recabadores de fondos y asesores de su campaña actual han cabildeado o trabajado para diversos intereses del juego al azar.


Related posts: