La Asociación Española de Apostadores por Internet (Aedapi) ha declarado que los beneficios de las empresas que operan en esta industria superaron los 200 millones de Euros, lo que supone una pérdida de impuestos que podría rondar los 20 millones de Euros.

 

Sacha Michaud, portavoz de Aedapi decalço que la propuesta normativa buscará contar con “la responsabilidad de las empresas frente a colectivos que se encuentran desprotegidos, como es el caso de los ludópatas o los menores, según el modelo que existe en otros países, como Reino Unido”. Para poder asegurarse de los impuestos relevantes, dice: “lo que se tiene que hacer es regular para que en vez de pagar en el Reino Unido, Austria o Malta, los impuestos se abonen en España. Los miembros de Aedapi están reclamando pagar aquí estos impuestos”.

 


Related posts: