El informe predice que las apuestas en línea quitarán el lugar a las máquinas tragamonedas como el juego más popular y el apostar por dispositivos móviles llegará a ser la modalidad de juego principal dentro de cuatro o cinco años.

La Asociación ha citado estadísticas como: 200 mil españoles son jugadores asiduos de las apuestas y juegos en línea – una gran mayoría escoge el póquer y las apuestas deportivas; y, que lo que gasten estos jugadores alcanza los 1.200 millones de euros por año.

Según la Asociación, el Internet provoca adicción y promueve la “actividad solitaria y anónima, lo que puede producir una satisfacción inmediata”.

El perfil de los jugadores patológicos que la Asociación ha tratado durante el año pasado describe un hombre de 33 años, casados o en pareja, con empleo y alta probabilidad de tener una licenciatura, él “juega todos los días” e invierte “una media de 400 euros a la semana”.

 


Related posts: