Prof. Howard Shaffer de la HMS, explicó que “el primer descubrimiento, que no esperábamos, es que la gran mayoría de los jugadores online, apuestan de forma muy moderada”.

El estudio ha mostrado que alrededor del 95% de los jugadores de póquer compraban un promedio de 16 dólares entre dos sesiones por semana y que sólo “una minoría de los jugadores no mostró dicha moderación”.

Si los jugadores en línea regulan más sus apuestas sobre la base de victorias y pérdidas, la ludopatía – la enfermedad de la adicción a los juegos de azar – no controla sus acciones tal como había sido esperado.

 


Related posts: