Bwin ha decidido deshacerse de Santiago Foncillas, el hombre que figuraba como su imagen en España desde que esa empresa entró como el patrocinador oficial del Real Madrid en la temporada 2007-2008, como primer ejecutivo de su negocio en España.

Fuentes de la empresa han revelado que Foncillas asesará al grupo austriaco desde un puesto externo. El empresario ha declarado el deseo de empezar nuevos retos profesionales que no le dejan dedicar todo su tiempo a la empresa. Rumores que fluyen en el sector de la apuesta aseguran que la retirada de Foncillas viene después de la existencia de graves desacuerdos con la empresa.

Bwin anuncio ganancias de 4.3 millones de euros durante el primer semestre de 2008, un monto que equivale a lo que obtuvo en los seis primeros meses de 2007.  Su contrato de patrocinio con el Real Madrid costó 60 millones de euros y durará hasta el 2010.


Related posts: